top of page

Las primeras obras de arte que representaron el Cáncer de Mama


Hasta el siglo XVI, el cáncer de mama se explicaba por una teoría del médico griego Galeno, que achacaba la aparición de la enfermedad y de otros tipos de cáncer a un exceso de bilis negra. Ese origen y la tendencia del tumor a expandirse a otros lugares del cuerpo hacían considerarla una patología incurable y ni siquiera se planteaba su tratamiento, aunque hay constancia de al menos una extirpación rudimentaria a una reina persa, como contaba en su excelente El emperador de todos los males (Taurus, 2011) el oncólogo Siddhartha Mukherjee.


Con la llegada del Renacimiento la situación cambió y el médico francés Barthélémy Cabrol, cirujano del rey Enrique IV, empezó a recomendar la realización de mastectomías radicales. Ahora, investigadores estadounidenses y británicos han demostrado que fue también en esa época de apertura cuando por primera vez se representó en el arte la enfermedad y lo han demostrado con un análisis de tres obras -dos pinturas y una escultura- que muestran a sendas mujeres con signos físicos de la dolencia, aunque no se habla de ella. El estudio ha sido publicado en la