¿Por qué está aumentando la reconstrucción mamaria mediante prótesis?



​​En varios artículos y en nuestra sección “Reconstrucción mamaria” hemos destacado las importantes ventajas que ofrecen las técnicas de reconstrucción mediante tejidos propios como puede ser el colgajo DIEP. Entre las más relevantes, encontramos una evolución y caída más natural, no ser necesario el uso de implantes y eliminar un exceso de tejido abdominal.

Sin embargo, las técnicas que usan implantes, tienen un importante papel en un gran número de casos. Además, esta técnica sigue siendo la más utilizada y está sufriendo un ligero aumento tanto en Europa como en Estados Unidos en los últimos años.

¿Por qué sigue creciendo la reconstrucción mamaria mediante prótesis en plena era de tejidos propios?


Diversos artículos de la literatura científica destacan el aumento de las técnicas basadas en implantes. Como principales causas se han detectado la aparición de cáncer de mama en pacientes jóvenes, las mastectomías profilácticas y la generación “light”, es decir, aquella población de mujeres con dietas baja en grasas y la práctica habitual de ejercicio físico en quienes es imposible encontrar suficiente tejido propio como para reconstruir una o dos mamas con un volumen adecuado.

Otro de los motivos para optar a una técnica con implantes, suele ser en aquellas pacientes que quieren intervenirse ambos pechos. A parte de las mastectomías profilácticas, una situación frecuente se da en pacientes con pechos de pequeño tamaño, y que desea un mayor volumen después de la intervención. Estas pacientes ven una oportunidad para sacar “algo positivo” tras superar un cáncer de mama como es un mayor volumen y un aspecto firme y joven de sus mamas.

¿Qué tipos de reconstrucción utilizan implantes?

Encontramos principalmente dos: el expansor-prótesis y la prótesis directa.

La primera consiste en introducir un expansor (es como una prótesis vacía) debajo del músculo pectoral en el momento de la mastectomía. Una vez cicatrizados los tejidos (suele ser a los 10 ó 15 días tras la intervención), se comenzará a introducir suero fisiológico cada 7-10 días. La cantidad de volumen que se infiltra cada día es determinada en función de la elasticidad tisular propia de cada paciente. Finalizaremos las expansiones cuando se logre el volumen deseado. Tras lograrlo, es necesario volver a quirófano para retirar el expansor (sin forma de mama), e introducir una prótesis anatómica definitiva de gel cohesivo de silicona.


Por otro lado, la colocación de una prótesis directa sólo se puede realizar en aquellos casos en los que las mamas son pequeñas y la localización y naturaleza del tumor permiten realizar una mastectomía ahorradora de piel, conservando por tanto el complejo areola-pezón. Al igual que la técnica anterior, la prótesis será colocada también debajo del músculo pectoral. La cicatriz resultante de estas técnicas es la misma que la derivada de la mastectomía. Es importante estar muy coordinados con los cirujanos oncológicos que realicen la extirpación, ya que, de realizar colgajos muy delgados, podría necrosarse parte de los mismos e incluso perder completamente el complejo areola-pezón.

Tanto en una técnica como en la otra, el implante (expansor o prótesis) se coloca en el plano submuscular, es decir, debajo del músculo pectoral. Sin embargo, en ocasiones el polo inferior de la mama queda sin recubrimiento, por lo que hay que recurrir al uso de matrices dérmicas acelulares (ADM). Si desea más información, visite nuestra sección Matrices Biológicas.

¿Cuáles son las ventajas de una reconstrucción con implantes?​


Se trata de cirugías técnicamente sencillas con poca duración del acto quirúrgico, aproximadamente una hora cada cirugía. En el caso de la prótesis directa, sólo es necesario una intervención tras la cual la mama ya quedaría con el volumen definitivo. Esta técnica es la que menos cicatrices dejará, ya que sólo son aquellas derivadas de la mastectomía. En nuestra opinión, es la técnica de elección en mastectomía profilácticas bilaterales en pacientes jóvenes y atléticas.

¿Y los inconvenientes?

Suelen derivar del uso de prótesis, que actualmente son muy raras, pero pueden darse (contractura capsular, rotura de la prótesis, mal posición…). Además en caso de reconstrucciones unilaterales, la mama reconstruida siempre quedará más proyectada que la contralateral. En el caso de la técnica expansor-prótesis, puede ser un inconveniente tener que realizar dos intervenciones para completar la reconstrucción, una para introducir el expansor, y otra para cambiarlo por la prótesis definitiva.​


¿En qué pacientes no está indicado?

Esta técnica está contraindicada en pacientes que han recibido radioterapia previamente o que la precisarán después de la mastectomía. Las sesiones de radioterapia provocan la fibrosis de los tejidos, siendo difícil y más doloroso un proceso de expansión. Además, el riesgo de contractura capsular aumenta a un 30%, por lo que la necesidad de cirugías posteriores aumenta considerablemente.

Si desea más información, visite nuestra sección Reconstrucción Mamaria.

#cáncer #BRCA #reconstruccion #mama #protesis #implantes #expansor

20 vistas

CONSÚLTENOS

CirugiasdelaMama.com le permite realizar consultas online de manera anónima y completamente gratuita. Rellene el cuestionario y nuestro equipo le contestará lo antes posible. Si necesita aportar fotos indíquelo en el Asunto del cuestionario (Ejemplo: Foto).

Enviando el cuestionario acepta nuestra  Política de Datos

Nuestro nuevo servicio de VideoConsultas le ofrece acceso en directo a uno de nuestros doctores especialistas para solucionar las dudas o consultas que nos planteen.

CirugiasdelaMama.com es un sitio web acreditado por: